Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

lunes, 24 de febrero de 2014

LA PROTESTA JUVENIL DE VENEZUELA. Y algo más...


Una Protesta, sea esta en forma de concentración o marcha, es la exposición pública de la opinión de un grupo de personas o de población inconforme, mediante una congregación en las calles, en un lugar o una fecha simbólica y asociados con esa opinión de disconformidad, que puede ser por motivos económicos, sociales, y/o culturales,  muchas veces por todas. La intención de una protesta es exponer que una gran parte de la población está a favor o en contra de una determinada política, persona, ley, etc. sin embargo la protesta no es más que la manifestación del desagrado sentido por el pueblo.

No nos podemos olvidar de las protestas juveniles del Mayo Francés, las manifestaciones de los estudiantes chilenos contra Pinochet y su dictadura, o el movimiento estudiantil mexicano de 1968 de estudiantes de la UNAM, IPN, y diversas universidades, y donde participaron además intelectuales, amas de casa, obreros en la Ciudad de México y que fue reprimido el 2 de octubre de 1968 por el gobierno de México en la matanza en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco. Quién no se acuerda de la protesta estudiantil en 1975, ante el Ministerio de Obras Públicas de La Plata, por el otorgamiento del boleto de autobús con descuento estudiantil secundario, y que termino cruelmente conocida como “La noche de los lápices” donde los líderes estudiantiles (menores de 18 años) fueron secuestrados, torturados y asesinados.

Para ir más a este siglo XXI, tenemos que nombrar la protesta estudiantil chilena de 2011-2013 que correspondieron a una serie de manifestaciones realizadas a nivel nacional por estudiantes universitarios y de secundaria contra la privatización de la educación; y que han sido consideradas como las movilizaciones más importantes de los últimos años y una de las mayores desde el retorno a la democracia chilena.

La juventud y estudiantes venezolanos no escapan de esa necesaria rebeldía. La actual ola de protestas comenzó en la ciudad de San Cristóbal (Táchira) el 4 de febrero, cuando los estudiantes protestaron contra la inseguridad no sólo en las calles tachirenses y en el país sino también dentro del campus universitario. La represión llegó y varios estudiantes fueron encarcelados. Esta fue la llama que prendió el polvorín.

Las supeditadas protestas se centraron en la liberación de los estudiantes detenidos, y esa rebeldía juvenil se extendió a otras ciudades. La represión gubernamental volvió a llenar de sombras, e intensificó la agitación estudiantil.  Fue en este contexto que una facción de la oposición lanzó una propuesta de manifestaciones en la calle para exigir nuevas políticas contra la inseguridad y la escasez alimentaria, pero volvió la sombra de la represión, y entonces lo que se pedía y aún se pide es la renuncia del presidente Maduro. La oposición y la juventud venezolana vio en Leopoldo López, político de la oposición más derechista, su gran vocero. De nuevo la oscuridad de la respuesta gubernamental llenó de sangre la protesta estudiantil cuando fueron asesinados dos estudiantes universitarios. Leopoldo Lopez se entrega a las autoridades, pues el Poder  Judicial está subordinado  al poder del Chavismo, en Venezuela la Justicia ya no es ciega, sino tuerta. Y a pesar de la detención del político conservador Leopoldo López , las protestas se generalizan y crecen en fuerza, ya no son solo los estudiantes, sino también las amas de casa, los obreros, los intelectuales, los pobres y los ricos, los de derecha y los de izquierda.
EL LIDER OPOSITOR LEOPOLDO LOPEZ, PORTAVOZ DE LA PROTESTA POCO ANTES DE ENTREGARSE
A LAS AUTORIDADES GUBERNAMENTALES.

Venezuela esta atenta, pero no hay eco de los movimientos estudiantiles y civiles,  las estaciones de radiodifusión han sido silenciadas por el gobierno de Nicolás Maduro. Globovisión , la última red de TV noticiosa a nivel nacional ,  es manejada por un empresario vinculado  con el gobierno , y  Globovisión  modificó su enfoque informativo. Por otra parte las estaciones de radio y los periódicos están siendo presionados para no informar sobre las protestas con el argumento de que ello incita a la violencia. NTN24 fue sacado de las televisoras de cable. Y los medios impresos sufren de una falta de papel , debido a los controles de cambio de divisas impuestas por el gobierno.

Pero el pueblo venezolano no se ha quedado dormido y cada uno se ha convertido en un periodista y han tomado la responsabilidad de generar sus propios informes, su propia noticia, a través del uso de las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter. Así la red se ha llenado de infinidad de imágenes, algunos falsas, pero en su mayoría ciertas, escalofriantes, donde se ve la brutalidad del oficialismo. Imágenes donde jóvenes son asesinados, golpeados, demostrando que los derechos de los ciudadanos son violados por la fuerza bruta de los militares, policías  y los grupos armados afectos al gobierno.

Mientras tanto la ridícula táctica del gobierno ha sido la de tratar de demostrar  que desde que se comenzó la guerra en las rede sociales, las imágenes son falsas. Pero los hechos están ahí, grabado a través de los teléfonos celulares y otros dispositivos tecnológicos de decenas de testigos de la represión de Nicolás Maduro y su gobierno.

Ya van aproximadamente 20 días de protesta y ya se han registrado 14 muertes relacionadas con las manifestaciones, su gran mayoría por no decir trece como resultado directo de las unidades represivas gubernamentales. Se estima que 400 personas han sido detenidas por participar en las protestas. Sólo en Caracas , de acuerdo con el recuento del centro de derechos humanos de la Universidad Católica Andres Bello, 197 han sido liberados, 7 permanecen detenidos , 6 son desaparecidos o en paradero desconocido , 8 han sido privadas de libertad por sentencia judicial.

Personalmente, yo vivo en las torres de viviendas más altas de Venezuela, en las Torres de Parque Central, y desde la altura de un piso 40, vi como la Guardia Nacional Bolivariana (GNB ), el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) , y los grupos paramilitares financiados indirectamente y abiertamente alentados por el gobierno disparaban contra la marcha pacífica estudiantil del 12 de febrero, la misma marcha donde fue asesinado el  joven  Bassil Dacosta Frías, de 23 años.,, hasta el día de hoy 24 de febrero van 13 cadáveres más para adornar la ineficacia y la brutalidad de este gobierno dictatorial disfrazado de democracia.
 
EL JOVEN BASSIL DACOSTA  DE 23 AÑOS ASESINADO POR LAS FUERZAS OFICIALISTAS.

Este movimiento estudiantil o protesta juvenil, ya dejo de ser eso, ya es una protesta del venezolano, de los jóvenes, de los viejos, del simple maestro y del gran doctorado, del obrero, del profesional, de aquel que come lo que consigue si acaso consigue que comer y de aquel que come caviar y come fricasé. Esta protesta ya no tiene derecha e izquierda, es ambidiestra, es de centro, es de sur que ve el norte y es del norte que tiene su mirada al sur. Es una protesta que demanda la renuncia del Presidente por inepto, que exige la liberación de los presos políticos, que  pide el cese de la violencia, que ruega por la aparición de los productos alimentarios básicos a los anaqueles de los abastos y supermercados, que implora porque no se vaya la luz, que suplica por el agua potable y corriente, que invoca el fin de la creciente inflación, que ora por el final de la delincuencia y la corrupción.

Por Félix Esteves

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...