Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

viernes, 7 de enero de 2011

MANGA: una pequeña reseña histórica del comic japonés.

SUMO DANDIES, de Hokusai Manga, 1834.
 Katsushika Hokusai (1760 –1849)
ASTROBOY
Osamu Tezuka
MANGA: Este tipo de arte, aún poco explorado por el ojo de Occidente, es una mezcla del folklore autóctono japonés con fuertes pinceladas extranjeras. El Comic Nipón, como otros lo prefieren llamar, es  un fresco "Viento del Este" llega para quedarse y es una forma divertida y agradable de adentrarse a la historia y la cultura de "El País del Sol Naciente".

Aquí les dejo una pequeña reseña histórica del Manga, espero que como yo la disfruten.

El manga es una tradición muy arraigada en la sociedad nipona; todavía en la actualidad para la sociedad occidental es extraño ver como los japoneses y en especial sus grandes intelectuales son fanáticos acérrimos de este tipo de comic. Pero el manga es más que un comic, este modelo de arte secuencial es un fenómeno relativamente nuevo para occidente, y en los ochenta es que esta modalidad entra en el mercado, por decirlo así, a nuestro mundo, pero como un producto destinado exclusivamente al público adolescente, y por lo general se creo la idea de que el manga era un producto extremadamente violento, pornográfico y hasta carente de todo sentido. En “El País del Sol Naciente” existen mangas de todo tipo, para todas las edades y nivel cultural, desde lo más simples y cándidos como el famoso Sin Chan, hasta los más elaborados y de gran lirismo como son los de Jiro Taniguchi.


LAS AVENTURAS DE SHO-CHAN, 1924, por Kabashima Shoichi.
Este manga es uno de los primeros ejemplos en los que las "burbujas"
se utilizan para incluir el diálogo.
 El manga, como muchos aspectos de la cultura nipona esta fuertemente arraigado a la tradición autóctona, sin embargo este milenario arte se ha nutrido del “viento de Oeste” o de la cultura extranjera. Podemos situar un antecedente remoto de l manga en el siglo VII, en una serie de caricaturas pintadas en el reverso de los tablones del Templo Horyuji; no obstante es en la época Heian entre los siglos VII y XII cuando se desarrolla la primera manifestación propiamente narrativa, llamados Emakis, y eran simplemente unos rollos de papel ilustrado.

Las primeras características del manga pueden encontrarse en el Chojugiga (dibujos satíricos de animales), que venían en Emakis y son atribuidos a Toba no Sojo (siglos XI-XII), del que apenas se conservan actualmente unos escasos ejemplares en blanco y negro.

Durante el período Edo, el ukiyo-e o estampa japonesa se desarrolló con vigor, y produjo las primeras narraciones remotamente comparables a los géneros actuales del manga, que van de la historia y el erotismo a la comedia y la crítica. Hokusai, una de sus figuras, implantaría el uso del vocablo manga en uno de sus libros, Hokusai Manga, recopilado a lo largo del siglo XIX. Otros dibujantes, como Gyonai Kawanabe, se destacaron también en este período artístico.

AMANTES AGOTADOS, de Katsushika Hokusai. c1810.
Esta imagen explícita junto con otras que narraban las hitorias amorosas de estos amantes
fueron emitidas en gran número y en forma del género Ukiyo-e. Quizás podemos decir que
este trabajo es parte del nacimiento del manga... y de tipo erótico tan común hoy día. 
El trabajo de Hokusai impregno toda una generación de artistas, tanto fue así su influencia que los impresionistas franceses tomaron mucho de su trabajo para incorporarlos a sus propias obras, además que fueron los primeros extranjeros aficionados al manga.

Con la llegada de los gringos y todo extranjero después de la Segunda Guerra Mundial en 1945 el Japón sufrió una profunda transformación: la transculturización llego a muchas viejas costumbres y el manga no escapo de este fenómeno, así fue el caso de Osamu Tezuka conocido como el padre del manga moderno. Tezuka era un medico aficionado a los dibujos de Disney e incorporo ciertos elementos de este a sus trabajos, como los ojos grandes y expresivos, y los mezclo con al sentido cinético de los maestros de los ukiyo-e, sentado de esta manera las bases del manga como lo conocemos hoy día.

LA MONTAÑA MÁGICA de Jiro Taniguchi
ITAII ITAII. 2004
El manga es capaz de tocar y desarrollar todo tipo
de historias. En este caso, un manga gay o Yaoi.
Por Félix Esteves

1 comentario:

  1. Es un placer andar trasteando por estas páginas. Saludos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...