Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

viernes, 17 de febrero de 2012

NANCY SPAIN PIN UP. La transfiguración del objeto cotidiano a la obra de arte.


En el año 1968 nace Nancy cuando la televisión comenzaba a llegar a los hogares españoles,  pero también nace con la Primavera de Praga y el Mayo Francés; cuando en Estados Unidos de Norteamerica lanza la Surveyor VII hacia la Luna; cuando es asesinado el Che Guevara; cuando en San Sebastián (España) se autoriza la enseñanza del idioma vasco en las escuelas públicas y cuando se modifica la ley de Bases del Régimen Autónomo de Guinea Ecuatorial que es el paso definitivo hacia su independencia del gobierno español; cuando es asesinado el guardia civil José Ángel Pardines Arcay, el primer asesinato de la banda terrorista ETA; cuando en el Vaticano, el papa Pablo VI publica la encíclica Humánae vítae, en la que condena el uso de los anticonceptivos; cuando en Galicia, tras tirarse al mar desde una roca, Ramón Sampedro sufre el accidente que lo dejaría tetrapléjico y postrado en una cama durante el resto de su vida; cuando en la Ciudad de México ocurre la matanza de Tlatelolco en contra de un grupo de manifestantes la mayoría de ellos estudiantes de nivel medio superior y superior (UNAM -IPN); Nancy nace también el mismo año que nace el futuro Rey de España Felipe de Borbón y Grecia Principe de Asturias. Puedo seguir y el texto sería demasiado largo, lo que sí es cierto que esta bella muñeca nace en un año convulsionado, llena de revoluciones y cambios.

Hoy día aún, con más de 25 millones de muñecas vendidas, Nancy es adquirida en España, es motivo de juego entre las niñas, con sus 44 años de vida esta mujercita que se niega a crecer se ha convertido en Icono de la idiosincrasia española, en un elemento nacional y de su identidad; y es que el secreto de su éxito no fue otro que ser como una niña normal, con una estética real y con unas aspiraciones realizables, algo que demandaban a la vez las niñas españolas que empezaban a ver el mundo en la naciente televisión española y de unos padres que deseaban que sus hijas vivieran en un mundo de oportunidades que la decadente dictadura franquista les negaba, pero que toda España esperaba con esperanza la llegada de la apertura democrática. Nancy nace en el Franquismo y a sus seis años conoce el complejo proceso de desmantelamiento del régimen franquista y en la creación de la legalidad democrática, Nancy vivió el “destape español” aunque siempre se vendió vestida. Esta muñequita ha sido motivo de deseo de diseñadores como Agatha Ruiz de la Prada y su figura ha sido adaptada en el 2000 para parecerse a las españolas del nuevo milenio.

Los 44 años de Nancy no han sido en vano, desde el primer modelo hasta el de hoy, Nancy es reflejo de los cambios y ha sido un fiel reflejo de la evolución de la sociedad y de la mujer española durante estas últimas cuatro décadas.

Pero toda esta retahíla histórica la hago para dar paso a lo que Nancy va a protagonizar a partir de este día 17 de febrero en la Ciudad de Cáceres en España, un grupo de artista han tomado la muñeca para transformar y hacer de ella su lienzo, su piedra, reinventar a la minúscula muñeca y a partir de su fisionomía primaria de polímeros macromoleculares, es decir plástico, en transformarla, transfigurarla, transmutarla en una obra de arte. Es así que partiendo de esta emblemática muñeca española los artistas intervienen su polímera piel y su brillante cabello, Nancy es desnudada, vestida y revestida en toda su pequeña “humanidad” para crear un nuevo espacio y un objeto arte.

En esta interesante muestra que será intinerante en las ciudades de Cáceres en el mes en curso, viajara a Mérida en Marzo y a Badajoz en Abril, y en ella intervienen una docena de creativos  artistas españoles: Angel Sotomayor, Elisa Blázquez, Felipe Pulido, Delia Sánchez, Ana Masa, Ana Gallego, Jaqueline de Valois, Jesús David Floriano, Elisa de Sande, Jonathan Carranza, Paco Rosco y Emilio González.

La Exposición Nancy Spain Pin Up es una muestra donde el objeto cotidiano y casi invisible es capaz de ser transfigurado a través de la experiencia estética en arte. El objeto intencional (Muñeca Nancy) es convertido en readymade al ser modificado, el objeto habitual es asì dignificado por la experiencia estética, pero sin perder su esencia, y lo más importante sin hacerlo irreconocible. Nancy sigue siendo Nancy pero su objetivo ya no es el juego o la diversión infantil, cambia su funcionalidad,  deja de ser producto de la cotidianidad para ser el objeto estético en función del placer artístico.

De esta manera, las propiedades estilísticas de cada readymade, de cada Nancy transfigurada, es el resultado del trabajo del artista sobre el medio; es decir que remiten al cómo de la representación. Son las manipulaciones en la forma de una subjetividad que se revela. Cada artista plasma su mundo, su interioridad, su ego, su experiencia estética en aquella Nancy, producto de la sociedad española para ser de ella, al mismo tiempo lienzo, espacio estético, y en la musa, de su propia transfiguración.


Ojalá pudiera esta Nancy pincelada y trastocada por las manos de estos creadores navegar o volar, cruzar el gran charco, y ser expuestas en nuestro país, pues como bien sabemos muchas niñas venezolanas han jugado con ella, han crecido con ella, y es también válido que disfrutemos de ella como el objeto de arte a la cual son transformadas.

Mis mejores deseos a los artistas de la muestra y a los organizadores de la exposición, mi cálido aplauso a una iniciativa que nos pone a jugar a pesar de nuestra ya avanzada edad con la muñeca Nancy que se perpetua en el tiempo como el objeto cotidiano y ahora como una obra de arte.



Por Félix Esteves

1 comentario:

  1. ALVAREZ DE SOTOMAYOR18 de febrero de 2012, 5:52

    ME ENCANTA, SON PRECIOSAS TUS PALABRAS.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...