Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

jueves, 27 de diciembre de 2012

ALAN TURING: El hombre que gano la guerra contra los nazis y perdió ante la homofobia inglesa.


Alan Mathison Turing nació el 23 de junio de 1912, fue el segundo hijo y pasado de Julius Mathison y Ethel Sara Turing. Su padre Julius había entrado en el Servicio Civil Indio, sirviendo en la Presidencia de Madrás, allí se casó con Ethel Sara Stoney. Ella era la hija del ingeniero jefe de los ferrocarriles de Madras, que provenía de una familia anglo-irlandesa. Aunque concebido en la India británica, muy probablemente en la ciudad de Chatrapur, Alan Turing nació en Paddington, Londres.

Alan junto a su madre
La niñez de Alan y su hermano fueron marcadas por el alejamientos de sus padres que vivian en la India mientras ellos se quedaron en Londres en colegios seminternados y bajo el cuidado de amigos de sus padres. En dichos colegios y familias donde habitaron hasta 1926 no se fomentó nuca la imaginación, la originalidad, la expresión o la investigación. No obstante Alan sentía una pasión extra-curricular por la ciencias y en especial por los experimentos químicos.

A los catorce años ingresa al internado escuela Sherborne. En aquel entonces, los niños o jóvenes que se interesaban en las ciencias fácticas o puras no eran vistos con buenos ojos, pues para la sociedad era una pérdida de tiempo y el sueño de todo padre era tener un hijo letrado en Leyes. Pero la inteligencia de Alan fue notada desde un principio, además que en él niño existía una curiosidad por saber de todo. Es en este colegio que Alan conoce su primer amor, sus ojos se posaron en un niño mayor que él, Christopher Morcon, cito:

“Había un niño en otro edificio-dormitorio... cuyo nombre era Morcom. Hasta ahora no era más que ‘Morcom’, aunque más tarde se convirtió en ‘Christopher’. Alan había advertido por primera vez a Christopher Morcom a principios de 1927, y había sido muy fuerte para él, en parte porque era sorprendentemente pequeño para su forma”…  “pero muy rubio y delgado.”… “Él compartió con Alan la pasión por la ciencia”…  “era una persona muy diferente.”
“Este fue el primer amor, que Alan hubiera llegado a considerar  como el primer de muchos de los de su propio sexo; tenía esa sensación de entrega ‘adoraba el suelo que pisaba’, y le dio una mayor conciencia de sí mismo, a partir de entonces hubo un estallido de color brillante sobre un mundo en blanco y negro, ‘él hizo que todos los demás parecieran tan ordinario.’ Al mismo tiempo, Christopher Morcom era alguien que tomó en serio las ideas científicas, y solo veía a Alan como un compañero de escuela que compartían sus ideas sobre la ciencia, pero poco a poco, aunque con considerable reserva, Morcom tomó a Alan en serio. 'Mis recuerdos más vívidos de Chris son casi en su totalidad del tipo de cosas que me dijo algunas veces.’”  (1)

Pero el amor duro poco, Christopher muere de tuberculosis bovina al consumir leche de vaca contaminada; Alan queda destrozado y pierde la fe religiosa, se hace ateo y adoptó la convicción de que todos los fenómenos, incluyendo el funcionamiento del cerebro humano, debe ser materia, sin embargo, siguió creyendo en la supervivencia del espíritu después de la muerte, tal vez creía que más tarde cuando también el muriera su espíritu se encontraría con el espíritu de su primer amor.

Alan Turing y Christopher Cormom, el primer amor del matemático.
Como estudiante en King’s College en Cambridge a partir de 1931, entró en un mundo más alentador para liberar su pensamiento científico y también su vida como homosexual. El ambiente especial de King’s College le dio un primer hogar verdadero, donde se sintió cómodo con sus compañeros,   se unió con el llamado movimiento anti-guerra de 1933, no se convirtió al marxismo, ni en el pacifismo de su amigo y ocasional amante James Atkins, un matemático compañeros de grado, y más tarde músico. La relación amorosa entre Alan y James fue muy discreta, y no se asemejó a las relaciones dadas por los hombres gays de sus amigos del club de literatura del King’s College, Alan y James estaban más dados a compartir las actividades al aire libre, los deportes como el remo, correr, y más tarde en la navegación, se dice que alquilaban un pequeño velero y se escapan a dar rienda suelta a su apasionado amor en alta mar.

En 1935 Turing fue nombrado profesor del King's College. En su memorable estudio “Los números computables, con una aplicación al Entscheidungsproblem” (1936), Turing reformuló los resultados obtenidos por Kurt Gödel en 1931 sobre los límites de la demostrabilidad y la computación, sustituyendo al lenguaje formal universal descrito por Gödel por lo que hoy se conoce como Máquina de Turing, unos dispositivos formales y simples. Demostró que dicha máquina era capaz de implementar cualquier problema matemático que pudiera representarse mediante un algoritmo. Las máquinas de Turing siguen siendo el objeto central de estudio en la teoría de la computación. Llegó a probar que no había ninguna solución para el problema de decisión, Entscheidungsproblem, demostrando primero que el problema de la parada para las máquinas de Turing es irresoluble: no es posible decidir algorítmicamente si una máquina de Turing dada llegará a pararse o no. Aunque su demostración se publicó después de la demostración equivalente de Alonzo Church respecto a su cálculo lambda, el estudio de Turing es mucho más accesible e intuitivo. También fue pionero con su concepto de “Máquina Universal de Turing”, con la tesis de que dicha máquina podría realizar las mismas tareas que cualquier otro tipo de máquina. Su estudio también introduce el concepto de números definibles.

Alan Turning en una de sus escapadas a las frías playas inglesas.
La mayor parte de 1937 y 1938 la pasó en la Universidad de Princeton, estudiando bajo la dirección de Alonzo Church. En 1938 obtuvo el Doctorado en Princeton; en su discurso introdujo el concepto de hipercomputación, en el que ampliaba las máquinas de Turing con las llamadas máquinas oracle, las cuales permitían el estudio de los problemas para los que no existe una solución algorítmica.

Tras su regreso a Cambridge en 1939, asistió a las conferencias de Ludwig Wittgenstein sobre las bases de las matemáticas. Ambos discutieron y mantuvieron un vehemente desencuentro, ya que Turing defendía el formalismo matemático y Wittgenstein criticaba que las matemáticas estaban sobrevaloradas y no descubrían ninguna verdad absoluta.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue uno de los principales artífices de los trabajos del Bletchley Park para descifrar los códigos secretos nazis. Sus perspicaces observaciones matemáticas contribuyeron a romper los códigos de la máquina Enigma y de los codificadores de teletipos FISH (máquinas de teletipos codificados que fabricaron conjuntamente Lorenz Electric y Siemens&Halske). Sus estudios del sistema Fish ayudarían al desarrollo posterior de la primera computadora programable electrónica digital llamada Colossus, la cual fue diseñada por Max Newman y su equipo, y construida en la Estación de Investigaciones Postales de Dollis Hill por un equipo dirigido por Thomas Flowers en 1943. Dicha computadora se utilizó para descifrar los códigos Fish (en concreto las transmisiones de la máquina Lorenz).

Alan fue un gran deportista.
Una lesión lo incapacitó para ir
a las Olimpiadas de 1939.
Para romper los códigos de la máquina Enigma y permitir a los aliados anticipar los ataques y movimientos militares Nazis, Turing diseñó la bombe, una máquina electromecánica —llamada así en reconocimiento de la diseñada por los polacos bomba kryptologiczna— que se utilizaba para eliminar una gran cantidad de claves y enigma. Para cada combinación posible se implementaba eléctricamente una cadena de deducciones lógicas. Era posible detectar cuándo ocurría una contradicción y desechar la combinación. La máquina de Turing, con una mejora añadida que sugirió el matemático Gordon Welchman, era la herramienta principal que usaban los criptógrafos aliados para leer las transmisiones Enigma. Los trabajos de ruptura de códigos de Turing han sido secretos hasta los años 1970; ni siquiera sus amigos más íntimos llegaron a tener constancia de ello.

En 1945 su nombramiento en la cátedra de matemáticas puras en la Universidad de Manchester, había negociado con el gobierno inglés la subvención para la construcción de una computadora. De 1945 a 1948 trabajó en el Laboratorio Nacional de Física en el diseño del ACE (Automatic Computer Engine). En 1949 fue nombrado director delegado del laboratorio de computación de la Universidad de Mánchester y trabajó en el software de una de las primeras computadoras reales — la Manchester Mark I. Durante esta etapa también realizó estudios más abstractos y en su artículo “Máquinas de computación e inteligencia” (1950) Turing trató el problema de la inteligencia artificial y propuso un experimento que hoy se conoce como Test de Turing, con la intención de definir una prueba estándar por el que una máquina podría catalogarse como “sensible”.

El regreso a Cambridge ayudó a Alan Turing formar un círculo de amistades duraderas agradable, sobre todo con Robin Gandy, quien inició en este período. Aunque nunca dijo abiertamente que era gay, pues era un hombre muy callado y reservado, ahora en este período se hizo más deliberadamente abierta y un estudiante de matemáticas del King’s College, Neville Johnson, se convirtió en su amante.

En mayo de 1948, Newman ofreció a Turing el cargo de director adjunto del laboratorio de computación en la Universidad de Manchester. Turing acepta, y se trasladó en octubre de 1948. El puesto otorgado reflejó el estado incierto de Turing. No tenía control sobre el proyecto cuyo destino estaba en realidad determinado por su repentina necesidad para el proyecto de la bomba atómica británica. Turing en Manchester quizás pudo haber llevado al mundo el desarrollo de software. Sus ideas parcialmente explorada incluyó el uso de la lógica matemática para la comprobación de programa, implementación del cálculo lógico sobre la máquina, y otras ideas que, junto con su conocimiento masivo de métodos combinatorios y estadísticos, podría haber establecido el orden del día en la informática.

En su lugar, siguió un período de confusión, en el que Turing se mantuvo entre los temas nuevos y viejos. Volvió a visitar su cálculo de 1939 de la zeta de Riemann de funciones con el uso de la computadora prototipo, persiguió  la cuestión de la computabilidad en el álgebra de la teoría de grupos. Fuera de esta época confusa surgió, sin embargo, la expresión más lúcida y profunda de la filosofía de Turing, la máquina y presente el documento de Maquinaria de Computación e Inteligencia, que apareció en la revista filosófica Mind en 1950.

Alan Turing de niño.
Alan Turing fue arrestado y fue llevado a juicio el 31 de marzo de 1952, después de que la policía se enteró de su relación sexual con un joven hombre. Alan no negó su condición de homosexual, sólo se defendió diciendo que no veía nada de malo en sus acciones y que no tenía nada grave ser homosexual. Algunos historiadores dicen que fue duramente golpeado por la policía pero que al enterarse de su status social y académico y su valiosa contribución en la Segunda Guerra Mundial que ayudo a combatir a los alemanes, fue dejado en libertad temporalmente y negociaron con él una terapia de regeneración para combatir su homosexualidad o si no volvería a la cárcel.

Otros estudiosos o biógrafos de Turing nos señalan que Alan fue traicionado por su joven amante Arnold Murray, que ayudó a un cómplice a entrar en la casa de Turing para robarle. Turing acudió a la policía a denunciar el robo y que cuando le preguntaron su relación con los delincuentes, este dijo que uno de ellos era su amante. Como sucede hoy dia todavía, Alan, la victima, se convirtió en el “culpable” y se le imputaron los cargos de “indecencia grave y perversión sexual”, los mismos cargos que llevaron a Oscar Wilde 50 años atrás a la carcel. Pero Alan Turing defendió su posición y no pidió disculpa, la policía lo golpea y aún así el se mantiene en pie, no se defendió de los cargos, porque para él ser homosexual no era un delito y fue condenado. Más adelante negociaría su liberación y accedería a la terapia.

Turing tal vez asustado por volver a prisión acepto la terapia que durarían un año y que constaba de inyecciones de estrógeno destinado a neutralizar su libido. No obstante Alan Turing siguió su trabajo sobre la teoría morfogenética. Él desarrolló su teoría de la formación del patrón de inestabilidad en el reino de objetos esféricos, tales como la Radiolaria, y también en el cilindro, como un modelo de los tallos de plantas. Él fijó como una meta en particular la explicación de la aparición de los números de Fibonacci en los patrones de las hojas de las plantas - más notables en las espirales apretadas de cabezas de girasol y los conos de abeto. 
      
Además de esto, actualizó su interés juvenil en la física cuántica, estudiando el problema de la reducción de la función de onda de la mecánica cuántica, con una pista de que estaba considerando la posibilidad de un mecanismo no lineal para ello. Dio un nuevo interés en la representación de las partículas elementales por espirales, y en la teoría de la relatividad.

Pero Turing era infeliz, se sentía vigilado, y la terapia a la cual fue sometido y  que duraron un año le produjeron importantes alteraciones físicas, como la aparición de pechos y un apreciable aumento de peso, y que además le convirtieron en impotente.

En una carta a su amigo Norman Routledge, Turing escribió en forma de falso silogismo una reflexión, relacionanda al rechazo social que provoca la homosexualidad con el desafío intelectual que supone demostrar la posibilidad de inteligencia en los ordenadores. En particular, le preocupaba que los ataques a su persona pudieran oscurecer sus razonamientos sobre la inteligencia artificial:

Turing cree que las máquinas piensan
Turing yace con hombres
Luego las máquinas no piensan (2)

Dos años después del juicio, en 1954, Alan muere por envenenamiento con cianuro, supuestamente tras comerse una manzana envenenada que no llegó a ingerir completamente. La mayoría piensa que su muerte fue intencionada y se la consideró oficialmente como un suicidio.

Carta enviada por Alan Turing a la madre de Christopher Cormom
después de que Cormom muriera.
Algunos biógrafos, sospechan que Alan Turing no se suicidio, y hablan de un asesinato: para 1948 las condiciones de la guerra fría, y la alianza de Gran Bretaña con los Estados Unidos, significó que los homosexuales de la sabiduría de Alan y que habían colaborado en casos científicos tan importantes como la bomba atómica, inteligencia artificial, entre otros, se había convertido en blancos para el espionaje y eran vigilados extremadamente, además que eran excluidos de las investigaciones. Turing, pues, ahora excluidos, de todos sus proyectos. El gobierno inglés se sentía preocupado por los amigos extranjeros de Turing, en especial por la visita de un amigo de Noruega que había venido a visitarlo. En 1953 Alan viaja de vacaciones a Grecia y esto parece que altero más  las preocupaciones de la policía secreta inglesa. Se dice que fue asesinado por las autoridades para que no revelara información secreta.

Alan fue encontrado por su sirvienta cuando llegó el 8 de junio de 1954. Había muerto el día antes de intoxicación por cianuro, una manzana a medio comer estaba al lado de su cama. El veredicto del forense fue suicidio. ¡Extraño No!

El 10 de septiembre de 2009 el primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, emitió un comunicado declarando sus disculpas en nombre del gobierno por el trato que recibió Alan Turing durante sus últimos años de vida. Este comunicado fue consecuencia de una movilización pública solicitando al Gobierno que pidiera disculpas oficialmente por la persecución sufrida por Alan Turing. Sin embargo, en 2012 el Parlamento británico volvió a negar el indulto al científico, aduciendo que la homosexualidad era considerada entonces un delito penal.

Muchos de los estudios y descubrimientos de Alan Turing fueron otorgados o atribuidos a otros científicos, tal como nos dice el bloguero Santiago Sánchez-Migallón:

“La mayor parte de su obra y sus descubrimientos fueron atribuidos a otros de modo, muchas veces, bastante deshonesto (John Von Neumann tuvo mucho que ver en esto), convirtiendo a Turing en un científico maldito.” (3)


Fuentes de Internet

Alan Turing, el genio procesado por ser gay

BBC. Alan Turing.

(1) y (2) Hodges, Andrew.  Alan Turing : the enigma.

Justo, Marcelo. Un experto cuestiona el suicidio del matemático Alan Turing.

Richardson, Heather Cox. Pardoning Alan Turing.

(3) Sánchez-Migallón, Santiago. Alan Turing: el hombre automático.

1 comentario:

  1. Interesante biografía la que aportas hoy, Felix. Saludos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...