Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

viernes, 27 de enero de 2012

"LA DAMA DE HIERRO". Se cae en su guión pero se levanta por una Meryl Streep inigualable.


"La Dama de Hierro" (The Iron Lady) narra la  historia de Margaret Thatcher, una mujer que rompió todas las barreras de género y clase para ser escuchada en un mundo dominado por hombres. La historia trata sobre el poder y el precio que se paga por él,  no obstante en una película donde se debe retratar a esta mujer extraordinaria que cambio el curso de la historia británica, el guión es débil y la historia se aminora al no lograr un análisis riguroso de la figura política de Thatcher, sino una exaltada glorificación de su empeño por destacar en un mundo de hombres.

El film dirigido por Phyllida Lloyd (Mamma Mia!, 2008) se pierde en su drama al sólo enfatizar en los recuerdos de la Thatcher, magistralmente interpretado por una Meryl Streep que nuevamente se roba el show y nos seduce, es esta actriz el pilar único aliciente de la película, su interpretación no se limita a la Dama de Hierro que todos conocimos, en su gestualidad, en su poder de gobernar a una de las naciones más poderosas del mundo, sino que también nos muestra el lado humano, sensible de una mujer que abandonó todo por el poder y la ambición, y que se desmorona en culpabilidades en los años de su vejez.

Meryl Streep  imita  a la perfección a la política británica - lo que más atrae del film, por la capacidad de la actriz para transmitir las emociones y la personalidad de una mujer controvertida, odiada y adorada a partes iguales, acuérdense que Thatcher durante los 70 y 80, junto con Ronald Reagan fueron los personajes políticos que manejaron al mundo, contribuyo con el derrumbamiento del telón de acero y de los países comunistas de Europa del Este.

“La Dama de Hierro” solo muestra el final de  la vida de Margaret Thatcher a través de su propia mirada, cuando ella ya acabada y sola hace su propio análisis emocional y del costo de sus decisiones. Es una película demasiado subjetiva, no una biografía como casi todos nos la esperábamos, no aborda una verdadera objetividad de los eventos que sucedieron y sacudieron al mundo en sus años en el poder. Es simplemente la visión del guionista y de la directora sobre la mujer y sus últimos años.

No hay que ser mago para anticipar un Oscar para Meryl Streep, la actriz logra convencer por la imitación perfecta de la voz, los gestos, el movimiento del labio inferior tan característico de la Thatcher, pero sobre todo por lograr el halo de autoridad y soberbia que hizo famosa a la política conservadora británica que más odio y admiración levanto en el siglo XX tanto en su país sino también en el resto del mundo.

FICHA TÉCNICA:
TÍTULO ORIGINAL: The Iron Lady.
AÑO: 2011
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Inglaterra.
DIRECTOR: Phyllida Lloyd.
GUIÓN: Abi Morgan.
MÚSICA: Clint Mansell, Thomas Newman
FOTOGRAFÍA: Elliot Davis
REPARTO: Meryl Streep, Jim Broadbent, Anthony Head, Richard E. Grant, Roger Allam.
PRODUCTORA:  Pathe / Film4.

Por Félix Esteves

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...