Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

miércoles, 19 de octubre de 2011

LA PROSTATITIS... Un mal que hay que evitar


Ubicación de la Próstata en nuestro organismo.

La prostatitis afecta hasta un 15 por ciento de los hombres entre 20 y 50 años, convirtiéndolo en el padecimiento más común que afecta la sexualidad masculina; a su vez, uno de los más dolorosos. La prostatitis cuando ataca, la glándula en forma de nuez que los hombres poseemos, se inflama y se dilata (no confundir con la hiperplasia, que es un proceso benigno y natural en el que la próstata crece al mismo tiempo que envejecemos).

Esta inflamación de la próstata comprende un conjunto de síndromes, enfermedades y trastornos funcionales que no sólo afecta a la próstata si no también al área perineal con una sintomatología similar y con una etiología en algunas veces desconocida.

Uno de los síntomas más comunes son el ardor al orinar.
Mientras la próstata se infla en el ajustado espacio que ocupa, empieza a presionar contra la vejiga y la uretra, ocasionando unas ganas de orinar urgentemente, pero la uretra al estar aprisionada provocara una ardiente sensación como si expelieras fuego en vez de orina. Para el diagnostico de este mal masculino se recurre al análisis de orina, de sangre, tacto rectal con masaje prostático para la obtención de secreción prostática, ecografía transrectal, la biopsia, la tomografía axial computarizada y la resonancia magnética nuclear.

Hay muchos tipos de prostatitis, por eso a la primera molestia o síntoma, no te auto recetes, ve a un urólogo o a tu médico de confianza. Pues cada caso de prostatitis tiene su forma y sus causas, así como un tratamiento idóneo para su curación. A continuación abordamos las diferentes formas de prostatitis:

Prostatitis Aguda.

La prostatitis aguda es una infección bacteriana aguda frecuente, que se diagnostica fácilmente y que suele curarse con antibióticos. Por lo general el paciente presenta un cuadro clínico donde aparece una fiebre alta y súbita, escalofríos o tiritonas, lumbagos y,  las intensas y molestas ganas de orinar a cada momento especialmente en las noches y que pueden llegar a la retención aguda de la orina.

En este tipo de prostatitis que viene acompañado de bacterias y sangre en la orina, es producida por gérmenes como el Escherichia Coli, Enterococo, Klebsiella Pneumoniae, Proteus Mirabilis, Pseudomona Aeruginosa y Staphilococus Aureus. Por eso cada tratamiento es distinto a cada bacteria, pero cuando se diagnostica pronto y sabe su origen y la desgraciada bacteria que lo ocasiono el tratamiento con su antibiótico adecuado es rápido y muy eficaz, pero ojo el tratamiento por lo general es largo entre seis y ocho semanas y debe cumplirse al pie de la letra, pues como sabemos el germen o “bichito” puede mutar y hacerse resistente a su antibiótico.

Prostatitis Crónica.

La prostatitis crónica  tiende a hacerse muy duradera en el tiempo, y se debe por lo general a una prostatitis bacteriana que no se ha curado bien. También puede ser consecuencia de una inflamación permanente de la próstata debido al stress y a la actividad sexual irregular de forma mantenida, es decir, actividad sexual irregular con eyaculación contenida (Así Chicos sean muy activos en la cama y no retengan sus eyaculaciones).

Hacerse los exámenes a tiempo, como seguir los tratamientos de nuestro
médico son necesarios para evitar que la prostatitis se complique. 
Aunque todas las prostatitis tienen los mismos síntomas, la prostatitis crónica viene acompañada por una polaquiuria y a veces febrícula muy intensa y molesta. Polaquiuria es un síntoma urinario componente del síndrome miccional, caracterizado por el aumento del número de micciones durante el día, que suele ser en escasas cantidades y que refleja una irritación o inflamación del trato urinario; suele acompañarse de nicturnia, el tenesmo vesical y por supuesto de disuria.

También aparece un fuerte dolor al final de la eyaculación y a veces viene acompañando al semen o esperma pequeñas cantidades de sangre o lo que en medicina se llama Hemospermia. Al tacto rectal, la próstata aparece de forma blanda o fibrótica.

La prostatitis bacteriana crónica se caracteriza por presentar en la fracción prostática, orina postmasaje o semen, de una o más bacterias gramnegativas que no crecen en las fracciones inicial o media de la orina. Estos microorganismos identificados en la prostatitis bacteriana crónica suelen ser Bacilos aerobios gramnegativos como el Escherichia Coli, Enterobacter, Pseudomonas, Klebsiellas, entre otros.

Prostatitis Abacteriana Crónica y Prostatodinia.

La prostatitis abacteriana es la presencia de polimorfonucleares en la secreción prostática y que son visualizados a través del microscopio con cultivos negativos. En la Prostatitis Crónica Abacteriana se han postulado diversas teorías. La primera teoría esta la infección y aunque por definición en la prostatitis abacteriana crónica  no debe evidenciarse infección, algunos investigadores han postulado que podría ser producida por gérmenes fastidiosos o pocos comunes. Por ello se realizaron diversas investigaciones donde se estudio el rol de Chlamidya Trachomatis, Ureaplasma, Mycoplasma Hominis, diferentes especies de Stafilococos. Sólo un estudio reveló cultivos positivos de las secreciones postáticas, aislando en el 68% Stafilococos Coagulasa negativo.

La segunda teoría es la Inflamación Inmunológica y Bioquímica, donde los investigadores han postulado que la prostatitis abacteriana es un proceso inflamatorio inmunológico.  Según Anderson y Weller evaluaron el recuento de leucocitos y las diferentes clases de ellos en las secreciones prostáticas como indicadores de inflamación prostática. Hallaron que los hombres con prostatitis abacteriana crónica tenían más leucocitos y macrófagos que los controles. Alexander y colaboradores, en otra investigación encontraron una fuerte correlación entre los niveles de interleukina 1B y el Factor de necrosis tumoral alfa en el semen de hombres con Síndrome de dolor pélvico crónico.

La última teoría es la de los factores psicológicos, y se le atribuye a la falta de respuestas al tratamiento,  somatización, neurosis o problemas sexuales por ejemplo.

La prostatodinia es un término que se ha designado para aquellos pacientes con molestias vagas en la región genital, pero en los cuales no hay antecedentes de infección urinaria, los cultivos de la secreción prostática son negativos y no se encuentran células inflamatorias. En estos casos se ha pensado que los causantes de la inflamación de la próstata pueden ser algunos tipos de virus y hongos, sin embargo no está totalmente demostrado. Se habla además que el factor causante puede deberse a una entrada de orina y de sustancias tóxicas que en ella circulan, desde la vía urinaria hacia el tejido prostático, lo que explica un mecanismo auto inmune (del mismo cuerpo y por ende muy individual).

El paciente con Prostatitis Crónica  Abacteriana y Prostatodinia, generalmente es un individuo de 20 a 45 años, angustiado y tenso, que se queja de dolor inespecífico en el abdomen inferior, en genitales y periné. Puede tener factores que condicionan sus síntomas, como permanecer largos periodos sentados, estreñimiento, tabaquismo, alcoholismo, mucha actividad sexual o periodos de abstinencia sexual con periodos de incremento de la misma. Muchas veces se menciona ardor después de la eyaculación. El examen físico generalmente es normal, excepto por cierta sensibilidad en los genitales, pero frecuentemente la glándula prostática es normal en cuanto a tamaño. 

Algunas Sugerencias o Recomendaciones.

A los primeros síntomas debes visitar el médico u especialista, hacerte los exámenes de rigor y someterte sin titubear a las recetas e indicaciones médicas, si tienes dudas, puedes visitar dos o más médicos, pero jamás debes auto recetarte y tomar antibioticos a tu gusto o porque "simplemente a un amigo le dio lo mismo y te tomas lo que el medico le receto para su mal."

Quizás no exista una cura eficaz para la prostatitis, pero si hay un modo de evitar el contraer prostatitis. Existe una operación, la Prostatectomía, pero eso se hace en caso extremos, pero si tu quieres reducir los riesgos sin deshacerte de la glándula productora de nuestra esperma, puedes probar con las siguientes estrategias:
1.- Toma jugo de arándanos y consume pipas o semillas de calabaza. según el médico y científico Franklin Lowe, el jugo de esta fruta previene que las bacterias se peguen a los tejidos del tracto urinario, debido a los fitoquimicos encontrados en su pulpa o carne. A su vez evita también que se adhieran en la próstata. 

Igualmente las semillas de la calabaza o auyama son recomendadas para evitar posibles enfermedades prostáticas. Aprovecha Halloween y sus calabazas!!!
2.- Orina cada vez que puedas y no te limites. Cuando vayas al baño a expeler tu orina, relájate, eso hará que los músculos de los esfínter se relajen igualmente y podrán hacer su trabajo correctamente. la falta de relajación en la hora del pis puede impedir que drenes por completo la orina que hay en la uretra y en consecuencia, causar que se filtre hacia la próstata, donde podría dejar bacterias y otros desperdicios.
3.- Usa Condón. Cuando tengas relaciones sexuales utiliza condones o preservativos, acuérdate que por mucho que tu compañero se haga lavados anales y luzca limpiecito, siempre corres el riesgo de infecciones. Igualmente el Dr. Jon Pollacek, director del Centro para la Prostatitis en Tucson, Arizona, recomienda que mientras no haya pruebas concretas la prostatitis crónica son el resultado de sexo oral sin protección. El doctor afirma que es posible que algunas bacterias de la boca migren a la uretra. Corre a la farmacia y compra preservativos de sabores.

Por Félix Esteves

Fuentes: 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...