Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

lunes, 25 de julio de 2011

AMY WINEHOUSE. Una talento musical único signado por la autodestrucción.

Amy Winehouse, la  cantante ganadora de un premio Grammy y que ha luchado contra problemas de adicción durante años, fue encontrada muerta este sábado 23 de julio en su apartamento en Londres, dijo la policía londinense. 

Amy apenas contaba con 27 años y en el poco tiempo de carrera artística había demostrado un talento único para cantar, especialmente jazz y blues, donde era considerada una de las mejores promesas. Su voz inusual, a veces gangosa y nasal, ronca pero dulce hizo recordar  los sonidos de la Motown, que mezclaba con la narración cruda del rap,  convirtiéndola  en una de los cantantes jóvenes más aclamadas de la década pasada, vendiendo millones de discos, ganó cinco premios Grammy e inició una moda británica retro-R & B, tendencia que continúa hoy por otros cantantes.

Igualmente, su voz de contralto acústicamente poderoso, su visceral forma de cantar, y su pasión desbordada en la interpretación le hizo ganar un sitial de honor en el mundo de la música contemporánea, pero desgraciadamente su fuerte adicción a las drogas y al alcohol, y su comportamiento autodestructivo mermaron su carrera, y llegó hasta costarle la vida.

La policía fue llamada por una ambulancia al apartamento de Amy Winehouse en Camden, al norte de Londres,  poco antes de 4:05 pm, según un comunicado de los propios agentes policiales. La diva, Winehouse,  fue declarada muerta en su casa.

Amy Winehouse canceló su gira europea el mes pasado después de una actuación en Serbia, donde fue abucheada por el público, después de tropezar por el escenario y olvidar sus letras, evidentemente estaba drogada y no podía cantar, hecho que hizo que se retirara del escenario. La cantante británica ha sido repetidamente tratados por abuso de drogas y alcohol y se quedó en el Priorato, una clínica de Londres que trata problemas de adicción, antes de una gira por Europa.

Winehouse, de descendencia judía, venía de un hogar humilde, era la hija de un taxista de Londres, pero en su hogar siempre se escuchaba jazz, hecho que la marco y desde muy temprana edad supo que su vida estaba destinada a la música y al espectáculo. Amy recibió su primera guitarra a los trece años y comenzó a escribir música un año más tarde. Al poco tiempo, empezó a trabajar actuando en vivo en los pubs de Londres, por la zona del famoso mercado de Camden Town. Un amigo, el cantante Tyler James, le dio un demo suyo a un productor, comenzando su carrera profesional a los 16 años. Firmó su primer contrato con la discográfica Island/Universal.

Su álbum debut, “Frank” del 2003 contenía influencias de jazz y a excepción de dos covers, todas las canciones estaban coescritas por Winehouse. El álbum fue bien recibido por los críticos quienes compararon su voz con la de la mítica Sarah Vaughan, entre otras. El álbum logró alcanzar el disco de platino en el Reino Unido y fue nominado a los Premios Mercury Music y a los BRIT Awards. En 2004, ganó un Premio Ivor Novello a la Mejor Canción Contemporánea por su single Stronger Than Me. El mismo año, la cantante se presentó en el Festival de Glastonbury y en el V Festival.

Pero su gran éxito internacional fue con su álbum de 2006 “Back to Black” y “Rehab”, canción en la que canta “Trataron de hacerme ir a rehabilitación / le dije que no, no , no.” Sus canciones muchas veces eran el eco de su autodestructiva y complicada vida personal. El 10 de febrero de 2008, se celebró la ceremonia de entrega de los Premios Grammy 2008, en que Winehouse resultó ser la gran ganadora de la noche, llevándose cinco de los seis premios a los que estaba nominada, entre ellos: Mejor nuevo artistaGrabación del añoCanción del añoMejor interpretación femenina de pop por Rehab, además de Mejor álbum pop vocal por “Back to Black”, pero no pudo asistir a la ceremonia debido a que en un primer momento, Estados Unidos le denegó el visado debido a uso y abuso de narcóticos, y aunque esta decisión fue reconsiderada, el visado no llegó a tiempo para que la artista pudiera asistir a la gala. Finalmente intervino vía satélite desde Londres, interpretando dos de sus canciones más exitosas.

Pero ella también era igualmente famosa por las portadas de los tabloides británicos que mostraba su aspecto desaliñado, su aspecto anoréxico  y con los ojos rojos y adormilados. Muchos fans y su familia en repetidas ocasiones expresó su preocupación por su bienestar y la instó a romper la relación con su marido, Blake Fielder-Civil.

Los problemas con las drogas, el alcohol y su trastorno alimenticios (anorexia) vienen desde el 2005, esto ligado a sus relaciones amorosas complicadas y novios que incitaban su mal comportamiento y a seguir en el mundo de la autodestrucción no mermaron su capacidad para componer, pero el cuerpo es débil y poco a poco, la diva Amy fue perdiendo sus grandes dotes interpretativos y era común que se presentara en muy mal estado (afónica, drogada y borracha) en sus espectáculos musicales o conciertos. 

En una entrevista dada a la revista Rolling Stone en 2008, la Winehouse dijo: “Para ser honesta”… “soy joven, pero me siento como que no hay nada por qué vivir. Simplemente estoy en mi punto bajo.”

El mismo año, The Sun, un tabloide, publicó una foto de ella en la que ella estaba usando una pipa de vidrio de fumar lo que el diario dijo que era crack. Desde entonces, Amy Winehouse constantemente trató de volver al escenario y actuar, pero su salud continuó sufriendo. En 2009, fue tratada por deshidratación en un hospital de Santa Lucía tras desmayarse en una villa.

Amy Winehouse no es la primera cantante que muere a la edad de 27 años. Jim Morrison, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Kurt Cobain y Brian Jones de los Rolling Stones tenían la misma edad. Amy viene a engrosar los mitos musicales rebeldes pero talentosos muertos a una temprana edad.


Por Félix Esteves

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...