Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

sábado, 25 de diciembre de 2010

CONSEJOS PARA EL DÍA DESPUÉS... Soluciones simples para la Resaca.

En estos días de fiestas navideñas es costumbre sufrir las concebidas resacas, peas o crudas, es decir, el malestar del día siguiente después de una noche de mucho alcohol. Por lo general nos creemos invencibles, ligamos todo tipo de bebida, desde whiskey, champagne, cerveza, ponches y demás cocteles, pensando que estamos protegidos por el Ángel de la Navidad, esto es normal porque cuando visitamos a los vecinos en Nochebuena es costumbre que nos ofrezcan algo de comer y por supuesto de beber, y por educación o por glotonería recibimos con gusto todo lo que nos ofrecen, y somos capaces de tomarnos hasta el agua de los floreros.

Primeramente si vamos a beber es importante hacerlo con el estomago lleno, en las navidades siempre hay comida, esto no es problema, lo que tenemos que saber es elegir lo que comemos, evita mezclar platos muy salados pues ayudan a la deshidratación, y por supuesto los platos ricos en lípidos o grasas, esto es casi imposible, porque siempre habrá un pernil o un cochinillo por allí que nos invita a proceder con gula, tratemos entonces de moderar las raciones, acuérdate que el hígado es el principal depurador del cuerpo y si le recargamos su trabajo puede funcionar mal.

Trata de tomar mucha agua, es recomendable que por cada vaso de licor que te lleves a la boca consumas un vaso de agua. Evita comer maníes, o botanas muy saladas, pues ellas invitan a consumir más alcohol y por supuesto si fumas, trata de controlarlo pues aunque muchos piensan que no es así, el cigarro eleva la sed etílica y contribuye enormemente al horrible malestar o la resaca.

Ahora… si somos débiles y no podemos evitar tan ricos manjares navideños y por supuesto las deliciosas bebidas espirituosas que tanto nos ayudan alegrarnos y amanecemos con la cabeza que nos va a explotar, deshidratados, con debilidad, mareados y vomitando cual Regan McNeil (Linda Blair en “EL EXORCISTA), te recomiendo los siguientes pasos:

1. Date una ducha de agua fría o helada, o sumergete en una bañera, esto misteriosamente te despierta el cuerpo, activa la circulación y te pone alerta, trata que la ducha o el baño dure más de diez minutos, te despierta para continuar con tu sanación. Y si eres una persona friolenta y no soportas el agua fría, empieza con agua tibia pero por último trata de durar por lo menos dos minutos con agua fría, ya lo veras, el efecto de frescura es inmediato. Si tienes a alguien que te enjabone la espalda y te aplique un masaje muchísimo mejor.


2. Toma mucha agua, también jugos de frutas, si son naturales y endulzados con miel mucho mejor, la fructosa ayuda a quemar más rápido el alcohol que intoxico nuestro cuerpo. Recomiendo el de durazno o melocotón, también puedes probar con el licuado de partes iguales de jugo de tomate con jugo de naranja, el potasio del tomate y la vitamina C son buenos aliados para esos momentos de cruda. Las bebidas deportivas como el Gatorade ayudan también y los Sueros para la deshidratación que venden en las farmacias, el de sabor a Coco es riquísimo. Eso sí, bebelos poco a poco, recuerda que el estomago esta sentido y digiere los alimentos más lentamente.

3. Procura estar en un lugar ventilado. Descansaras mucho mejor si la habitación donde descansas esta ventilada, y si es la tuya mejor, a veces cuando nos echamos aquellas “comemierdas” como decimos en Venezuela, amanecemos en otro lado, en otra cama, si es así, trata que sea la de un amante comprensivo y reza que no este peor que tú. Abre la ventana tu cuerpo necesita aire fresco, necesita oxigenarse, acuérdate que tu débil cuerpo necesita desintoxicarse.

4. Si la cabeza te va a estallar es recomendable aplicar hielo. Coloca una bolsa de hielo en la frente, en las sienes o en el cuello; esto aminora el dolor y la desinflama.

5. Toma una aspirina para el dolor y el malestar, trata que no sea acetaminofen (como el Tylenol) pues puede causar daños hepáticos cuando se liga con el alcohol y tú en ese momento eres una botella de alcohol etílico ambulante.

6. Come. Es necesario que el estomago funcione, trata de que sea un rico consomé. Evita los platos grasosos. En lo personal me funciona tomar una sopita de sobre Maggie o Knorr u cualquier otra marca, estas sopas son ricas en potasio, minerales y sales que ayudan a equilibrar el cuerpo, yo trato de agregarle pollo mechado o en pequeños trozos, un huevo, y una cucharada de salsa de tomate tipo kétchup, el potasio es un gran aliado, y para mejorarla, unas gotitas de salsa de soya y el jugo de medio limón. Acompaña este caldito con pan integral tostado con un poco de miel o mermelada de frutilla, y un buen jugo de naranja. Ya vas a ver como te va a mejorar.

7. Toma cualquier complejo vitamínico y una cucharada de Emulsión Scott de Hígado de Bacalao, o cualquier pastillita que contenga aceite de pescado, esto va directamente a tu hígado que necesita reponerse.

8.  Descansa. El sueño es super importante en estos casos, el exceso de alcohol afecta el ciclo del sueño, además, de seguro que bailastes como un trompo toda la noche y tu cuerpo esta cansado por el ajetreo de las fiestas. Aunque duermas demasiado, puede no ser un sueño verdaderamente de calidad. En realiadad se necesita dormir más para compensar el desgaste físico del trasnocho, trata de dormir sin ropa o con prendas no ajustadas. Llevate a la cama una botella de agua por si te da sed o una jarra de zumo para que no tengas que levantarte para buscarla. Si es acompañado que vas a la cama, has el amor, acuerdate que el amor todo lo cura, y vuelve a descansar.

Trata de no beber tan seguido. En esta época es bien difícil, pues donde vamos siempre hay fiestas y algarabia muy típico de las navidades; si no es Navidad, procura beber una vez a la semana, no lo hagas dos días seguidos y si puedes prolongar los días de abstinencia mucho mejor, lo recomendable sería una vez al mes si eres muy fiestero. Si consumes alcohol en bares, que sean licores o bebidas de buena calidad, lo mejor que puede hacer es beber en tu casa o donde amigos donde puedes controlar lo que bebes, en muchas dicotecas o bares te sirven bebidas de muy mala calidad o sospechosas.  Espero que mis consejos te ayuden, a mi me dan buenos resultados y acuérdate que lo mejor es beber con moderación, la resaca pasa pronto, en todo caso es lo mejor que nos puede suceder, lo peor podría ser un accidente automovilístico, o cualquier evento que nos cause una resaca moral y que más tarde podamos lamentar.


Por Félix Esteves

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...