Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

viernes, 10 de diciembre de 2010

CRISTO DESNUDO: sobre la Desnudez de Jesús en el Arte.

Cristo Resucitado, 1595-98. El Greco.
Escultura. Museo Hospital Tavera.
Si alguien ha sido dibujado, pintado, esculpido desnudo en toda la historia del arte ese ha sido Jesús, su cuerpo lo hemos visto acostado, crucificado, en brazos de otros personajes, y en infinitas posiciones siempre mostrando su cuerpo desnudo, muchas veces con “el manto de pureza” y muy pocas veces mostrando su sexo. La Pasión de Cristo ha sido utilizada como una formula para expresar el desnudo masculino durante cientos de años, pero siempre teniendo en común en todas las épocas o escuelas de arte que el cuerpo de Jesús es representado con rasgos juveniles y exhibiendo la fisionomía de un hombre blanco occidental en casi un 99% de las veces. Expuesta la cuestión de la desnudez de Cristo, es importante conocer el aval bíblico que corresponde o sustenta la iconografía aquí planteada, y para ello, traemos los testimonios de dos de los evangelistas: Mateo y Juan.


Crucifijo Desnudo, 1562. Benvenuto Cellini.
Escultura de Mármol. Museo del Escorial.
 Mateo en su capitulo 27 versículo 28 nos narra que después de la flagelación de Jesús “Le desnudaron y le echaron encima un manto purpura.” (Mateo 27:28); luego aclara lo que más tarde le hacen una vez que se burlaron de él: “Cuando se hubieron burlado de él, le quitaron el manto, le pusieron sus ropas y le llevaron a crucificarle.” (Mateo 27:31) Sin embargo Jesús es crucificado desnudo según de nuevo San Mateo: “Una vez que le crucificaron, se repartieron sus vestidos, echando a suertes.” (Mateo 27:35)

El Apóstol Juan se refiere a esta situación de esta manera: “Los Soldados, después que crucificaron a Jesús, tomaron sus vestidos con los que hicieron cuatro lotes, uno para cada soldado, y la túnica. La túnica era sin costura, tejida de una pieza de arriba abajo. Por eso se dijeron: ‘No la rompamos, sino echemos a suertes a ver quien le toca’” (Juan 19:23)

Era costumbre cruel que en todos los actos de flagelación,  castigo, lapidación y muerte se desnudara al reo o condenado, por lo tanto es creíble que Jesús haya sido crucificado desnudo. El “Paño de Pureza” es un invento de la Iglesia Católica, un invento por pudor, para apartar la idea corpórea y carnal de Jesús y elevar su contenido espiritual.

Cristo Desnudo.
Pintura del artista neoyorkino de origen chileno Sebastian Errazuriz.
El artista desnuda el Cristo de Velazquez quizás para protestar
contra el scaneo impuestos en los aeropuertos norteamericanos.
Cristo Crucificado, 1639. Velázquez.
Oleo/Tela. Museo del Prado.
En la desnudez de Cristo no se encuentra ningún doblez o dolo sexual, sin embargo la iglesia prefirió cubrir su sexo y para indicar su masculinidad, fruto de las polémicas teológicas sobre si su naturaleza era únicamente humana o consustancial con Dios, decidió representar a Cristo apenas cubierto su sexo con un velo, unas veces sutil y transparente velo como los de Giotto, Duccio, Bernando Daddi, Agnolo Gaddi, Jan van Eyck, entre otros muchos. El concilio de Trento canonizó la imagen de Cristo y la insistencia en indicar la naturaleza masculina de Cristo se mantuvo mediante la representación de numerosas Vírgenes María portando al niño Jesús desnudo y mostrando su minúsculo e inocente pene.

Bautismo de Cristo, Siglo XI. 
En esta obra se muestra a Jesús sumergido en las aguas mientras es bautizado.
Monasterio de Daphni.
Mosaico Paleocristiano del Baptisterio Ortodoxo de Ravena, 415-75.


Crucifixión de Cristo. Detalle, 1430. Jan Van Eyck.
Oleo/Madera. Museo Metropolitano de New York.
Cristo es mostrado en esta pintura con el perizoma o paño de pureza de sutil transparencia
Los primeros en mostrar el cuerpo desnudo de Cristo fueron los artistas paleocristianos. Cuando la Iglesia impuso su poder en el mundo apareció “El paño de Pureza” o “Perizoma”, todos los artistas cubrieron el miembro de Cristo, son muy pocos los que desafiaron a la Iglesia, nos queda de aquella época una pequeña escultura de Miguel Ángel donde de nuevo se muestra el sexo de Jesús.

El Cristo desnudo de Miguel Angel Buonarrotti.
Sancto Spirito de Florencia

Crucifixión de Cristo, Detalle. 1890. Max Klinger.
Museum der Bieldesde.

El Gran Martirio, 1907. Lovis Corinth.
Pasara mucho tiempo para que los artistas nos regalen a Cristo en toda su desnudez, así Max Klinger mostrará a Jesús totalmente desnudo, donde el joven judío condenado apoya su pene en un saliente de madera de la cruz en el que está sentado, mirando con gravedad a su compungida madre, acompañada de una casi desmallada María Magdalena y numerosos personajes evangélicos (1890). Asimismo, en 1907, Lovis Corinth, en su más puro expresionismo alemán, volverá a mostrar sin tapujos a un sufriente Cristo totalmente desnudo, mientras sus verdugos le clavan en la cruz. De allí en adelante son muchos los artistas y seudoartistas que jugaran con el cuerpo de Cristo y su desnudez, unos con la ferviente convicción cristiana, otros con la intención profana de la rebeldía y la protesta, y quizás otros solo por pura blasfemia o la simple y fácil provocación que genera la exposición del sexo de este gran ícono religioso.

Torso aines setenen Maines, 2008. Alfred Hrdlicka.
Escultura contemporánea de un Cristo desnudo.

My Sweet Lord, 2007.
Escultura que presenta a un Cristo desnudo crucificado en una cruz imaginaria, es una
maciza pieza de chocolate del artista canadiense Cosimo Cavallaro. El discurso
es resaltar el canibalismo cristiano en la búsqueda de la redención.

Cristo Desnudo, 1956. Rodrigo Arenas Betancourt.
Dibujo al lápiz y crayola sobre papel.
Por Félix Esteves

4 comentarios:

  1. saludos,,,,la desnudez de cristo se tiene que ver como algo tan natural,,,

    ResponderEliminar
  2. y el cristo de la pasión de la sagrada familia de barcelona

    ResponderEliminar
  3. Muy natural... y le agrega dramatismo. Me gusta ver un Jesus totalmente desnudo.

    ResponderEliminar
  4. Sea como lo quieran pintar, conforme a la Escritura, el Poseer un Crucifijo o creer en la Cruz es de Maldicion, pues, para DIOS el Colgado es Maldito (Deut. 21:22-23), pero Jesus se redimio asi mismo Maldito el que es Colgado es un Madero (Galatas 3:13), es preciso que la Insignia que el Catolico se hace al Persignarse es ponerse la Marca de la Bestia (Apocalipsis 13:16)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...