Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

martes, 28 de diciembre de 2010

TRES MITOS DE LA RELACIÓN DE PAREJA HOMOERÓTICA.


Ninguna relación de pareja es igual a otra, cada pareja tiene, por decir así, un tipo de convivencia, de saber estar, y su forma de amar, cada individuo es un ente distinto a otro y cuando dos forman una relación esta es única, por supuesto hay cosas en común, pero cada matrimonio, cada relación, cada vínculo o unión de pareja es un mundo.

Existen algunos mitos sobre la relación de pareja gay que están muy metidos o enquistados en el inconsciente colectivo. Por eso en este artículo me dedicare a hablarles sobre tres mitos de la relación homoerótica y que de seguro te ayudaran a ponderar e inyectar realidad a tu nueva o vieja relación.

MITO N° 1: POLOS OPUESTOS SE ATRAEN.


A lo mejor este sea el mejor argumento para los libros románticos de Corín Tellado o para las absurdas novelas que inundan la televisión. Pero la realidad nos dice que las parejas gays más estables son aquellas que tienen objetivos y formas similares de manejar su vida. Puede ser que en algún momento sientas atracción por una persona muy diferente a ti, pero cuando se empieza a conocer y a convivir con ese opuesto muchas veces la relación se termina rápidamente, pues tus convicciones, gustos o creencias y tu modus vivendi empieza a chocar con la de ella o él, originando graves conflictos. Claro, en toda relación debe haber acuerdos, concesiones y compromisos, pero te lo aseguro busca a alguien más parecido a ti.

Si buscas tener una relación estable y buscas pareja para toda la vida, te recomiendo que busques en lugares donde haya personas con características e intereses comparables y similares a los tuyos. Por ejemplo si te gusta la música clásica, no vas a ir a un concierto de heavy metal o a una discoteca punk para relacionarte y buscar el amor de tu vida, o si odias los deportes no vas a ir a un estadio de futbol a buscar tu pareja ideal; puede ser que una chica o chico muy exótico pueda entusiasmar en un principio, pero ese sentimiento de seguro no durara.

MITO N° 2: SÍ DE INICIO NO HAY BUENA CAMA… CON EL TIEMPO PUEDEN MEJORAR.


Las relaciones sexuales son muy importantes en una relación de pareja, sea esta heterosexual u homosexual, pero a diferencia esta última tiende a ser más directa y se da casi de inmediato que uno conoce a la persona que le gusta, por lo general el hombre gay va directo al grano sexual, si funciona bien con esa persona en la cama se repite y de allí quizás salga una relación estable. Esto no es la regla, pero por lo general no pasamos meses y años de novios con el objeto de nuestro afecto para después ver caer del alto pedestal a nuestro amado o lo que creíamos que era una relación perfecta cuando sentimos que no es lo que buscamos.

En el mundo gay u homoerótico existes los pasivos, activos y versátiles, según sus gustos o funciones en la cama, si tu eres pasivo por mucho que te guste un chico o un hombre, que los dos se tengan las mismas pasiones y hobbies, pero si en la cama el busca lo mismo que tú, es muy difícil que esa relación perdure, puede ser que una noche se acoplen pero de seguro la segunda y tercera noche alguno se cansara. Lo mejor será, si eres pasivo busca un activo, si eres activo busca a un pasivo y si eres versátil busca un versátil. Por supuesto existe un mundo de exploración, los gays u homosexuales tendemos a ser muy curiosos, así que te recomiendo que si estas en una etapa de noviazgo averigua sus necesidades sexuales y si son combinables o compatibles con las tuyas.

MITO N° 3: LAS PAREJAS GAYS TIENEN RELACIONES SEXUALES TODOS LOS DIAS.

Tal vez las parejas gays tienen más tiempo que las parejas heterosexuales para dedicarse a las manifestaciones eróticas y amatorias, porque no tenemos las mismas presiones de una pareja heterosexual como los hijos y las tensiones que traen ellos. Sin embargo debes en cuando también “nos duele la cabeza”. Como toda pareja cuando empezamos una relación queremos tener sexo a cada rato y en cualquier lado, la pasión esta en pleno florecimiento y cuando empezamos la convivencia por supuesto que los primeros días y semanas y meses nos volvemos adictos al amor, pero también es cierto que para nosotros es más difícil cuando no tenemos un lugar para expresar nuestras pasiones; por ejemplo, en muchos países de América Latina es muy difícil encontrar hoteles que permitan parejas homosexuales.

Pero esa quizás no sea la cuestión, la pareja gay como toda pareja tiene sus momentos de pasión y de aburrimiento, los ratos de tensiones y de entregas, la noche de beisbol o de novela, que me duele la muela, o mañana me tengo que levantar temprano, o tengo que revisar el trabajo por la computadora.

Cuando la pareja gay convive en una misma casa y conforman un hogar, es cierto hay mucha libertad y mucho tiempo para el amor, pero como toda relación existe una época de tranquilidad y la intimidad sexual se hace mas esporádica. Según estudios elaborados por Pepper Schwartz y Felipe Blumstein hace ya 20 años, el 67 por ciento de las parejas gays después de un año de relación reportaron haber tenido al menos tres veces a la semana sexo; mientras las parejas heterosexuales reportaron un 45% y las parejas de lesbianas un 33 por ciento solamente.

La realidad es que con el tiempo la pasión se apaga pero esto no significa el fin del mundo y mucho menos de la relación y del amor. Si quieres ser parte de ese 67% de parejas gays que mantienen relaciones tres veces por semana después de un año de convivencia o si ambicionas aún más, es recomendable avivar el deseo quizás con ropa interior bonita y sensual, mantente en forma, vayan al gym juntos, cambia la rutina y no esperen simplemente caer en la cama y hacer el amor por inercia.

Por Félix Esteves

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...