Una pequeña presentación

Los Mínimos y Máximos de Félix Esteves es una casa, un hogar, construido con amor, esfuerzo, dedicación y hasta con aburrimiento. Tiene muchas puertas donde todos pueden entrar. Tiene muchas habitaciones, donde de seguro en algunas podrás sentirte cómodo, y en otras, tal vez contrariado y hasta… por qué no… molesto. Sin embargo su propósito no es agradar ni molestar, no es ganar amigos ni enemigos… de todas maneras ambos son bienvenidos; su fin es mostrar y demostrar lo variopinto de una mirada, la pluralidad de una cosmogonía a través de mi “micromundo”, de lo exterior visto y sentido desde mi interioridad… es un grito contra la discriminación, es un arrullo de amor a la diversidad, es mi tarjeta de presentación como ser humano, como hombre, como gay y miembro de la comunidad LGBT... tal vez es algo más… no lo sé… aún lo estoy averiguando.

Félix Esteves

Amigos de Los Mínimos y Máximos

viernes, 24 de diciembre de 2010

MIS DESEOS DE NAVIDAD

En cada diciembre, y en especial en la cultura occidental cristiana, un sentimiento sin par nos mueve a ser mejores, deseamos el bien para todos, soñamos con un mundo feliz plagado de paz y de amor. Nos reunimos en familia el 24, nos damos regalos, especialmente a los más chicos, comemos la comida acostumbradas en estas fiestas, hallacas, pernil y dulce de lechosa en el caso de Venezuela, y bebemos mucho alcohol… El último día del año nos vestimos con la mejores galas para recibir el Año Nuevo y esperamos las doce de la noche para salir a abrazar al vecino que quizás nunca saludamos en el pasillo de nuestro condominio, o nunca le ofrecimos una mirada de cordialidad, nos prometemos con una copa de champagne o un vaso de whiskey que más nunca vamos a beber en exceso, que vamos a rebajar los kilitos que tenemos de más, que vamos ayudar a los desvalidos y que en verdad este año lo vamos hacer mejor…

El auténtico y verídico sentido de la Navidad, comienza con el nombre. La palabra Navidad viene de natividad, es decir, nacimiento; y se refiere al nacimiento del Hijo de Dios que fue prometido como Salvador a aquellos que lo recibieron en su alma y su corazón. Pero quizás esta historia la sabemos todos y conocemos como termina: con el pobre Niño Jesús sacrificado en una cruz treinta y tantos años después.

Por eso creo que la Navidad que tanto esperamos durante todo el año, y donde el consumismo efervescente nos hace gastar todos los ahorros y los incentivos laborales dados por esta época adornando la casa, regalando objetos costosos, comiendo y bebiendo como si el mundo se fuera a acabar, y deseando entre copa y copa buenos deseos, debería ser más que eso. La NAVIDAD como su significado lo dice, debería ser el comienzo de una nueva vida, comprometerse en realidad con un cambio, pero un cambio para bien y no dejarlo solo en promesas que se esfuman con el Año Viejo.

Por eso estimados amigos cuando digamos amigablemente “Feliz Navidad” esta noche 24 de Diciembre, pensemos que este deseo no se quede en las simples palabras, que el próximo día y el siguiente, y el siguiente… que los 365 días que tiene el año debemos tomar esta misma actitud para con los otros, ser amables, cordiales; ser amigables no nos cuesta nada y de seguro nuestro entorno mejorará. De igual manera, esos deseos de buena voluntad y aspiraciones que tanto decimos que vamos a cumplir a penas llegue el 1 de enero, que no se queden flotando en el aire, que ese “Prospero Año Nuevo 2011” sea en verdad una renovación magnánima, que nuestros corazones se llene de altruismo y que las metas u objetivos que nos planteamos sean no solamente de ambición o de simple avaricia, que sean planes de hacernos mejores ciudadanos, mejores hombres. Se que es difícil, porque vivimos en una sociedad apologista del individualismo, pero esos deseo y esa ganas de cambio que sentimos todos en estas fechas es un primer paso… sigamos adelante con este hermoso sueño, tal vez este año que viene seamos más parecidos a los tan deseados propósitos de buenaventura y felicidad. Yo haré mi gran intento.

No me queda más que agradecerles su lectura y el fiel seguimiento por parte de muchos de mi blog  y además, aunque suene a cliché, decirles y desearles de todo corazón

"FELIZ NAVIDAD
Y UN
PROSPERO AÑO
2011"


Por Félix Esteves

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...